Hacia un nuevo concepto, la Empresa Digital

La transformación digital está revolucionando el mundo en muchos aspectos: las nuevas tecnologías han cambiado la forma en que interactuamos, nos comunicamos y consumimos productos y servicios. Vivimos en un mundo hiperconectado, donde la población se informa y comunica donde, como y cuando quieren.

Estos cambios afectan significativamente a las empresas, de cualquier tamaño y de cualquier industria, llevando a los negocios tradicionales a plantearse toda su estructura y plantearse el cambio.

La trasformación digital permite una actuación a tiempo real en el negocio, procesando información para conocer al nuevo consumidor digital y llegar a él en todas las plataformas en las que interactúa, logrando finalmente, nuevas formas de consumo (E- commerce).

La estrategia de comunicación de las compañías ha pasado de ser unidireccional para pasar a la bidireccionalidad, lo que conlleva a nuevos modelos de negocio. Los usuarios demandan más innovación para mejorar su calidad de vida.

Tiempo atrás, innovar era una opción para la empresa. Actualmente, la empresa que no lleve a cabo esta transformación digital, esta predestinada a desaparecer. Esta aceleración tecnológica, llevada a cabo principalmente por la demanda, hace que el consumidor vaya con la empresa tecnológica que le ofrezca un mayor valor añadido, por ejemplo, mediante una app donde tener toda la información actualizada o por unos emails de fidelización.

Una empresa no es digital por los recursos y herramientas que aplica en su modelo de negocio, estos conceptos quedaron atrás. Ahora, la empresa digital será la que establece nuevos procesos y nuevas operaciones, tanto interna como externamente, para comunicarse con el cliente y lograr un asentamiento en la red.

Pero, ¿Dónde están y hacia dónde van las empresas? ¿cómo deben gestionar los datos de forma óptima para vender más y ser más competitivas?

No solo se trata de tecnología, también necesita el plan adecuado y una estrategia sostenida para diseñar, implementar y mejorar continuamente sus operaciones. Aquí es donde entran en juego las consultoras de transformación digital, de la mano de profesionales del mundo actual, con conocimientos y manejo de todas las herramientas necesarias para llevar a cabo este cambio.

La evolución de la empresa debe ir al mismo ritmo y dirección en la que lo hace el mercado y la sociedad, es decir, al existir una revolución digital existe un cambio en el modelo de negocio, y la organización debe adaptarse a tal cambio. Primero van los clientes, que son los que establecen el cambio y las necesidades. Muchas empresas han intentado anticiparse a estos nuevos clientes, sin conseguir los objetivos previstos.

 

 

Jose María SolisMáster en Consultoría de Transformación Digital con Salesforce

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

5 × 5 =

Menú